27 abr. 2009

Silent Hill: Shattered Memories




Si te gusta la saga de Silent Hill y aun estas esperando poder jugar el Home Coming... te demoraste!!!! porque ya se viene con mucho power!!! otro silent hill! esta franquicia de Konami sigue explotando a su gallinita de oro! :O, ahora el review. =)

Ha llegado el tiempo de revivir la primera edición de silent hill para la consola wii!! (como principal puerto y ediciones renderizadas para psp, ps2)

Cuesta creer que un título como Silent Hill vuelva a estar en el candelero, más aún que lo haga en forma de remake. No por su propuesta sino por el riesgo de que a Konami se le vaya de las manos un proyecto nada sencillo de tratar, tremendamente exigente, que cuenta con una legión de fans a sus espaldas. Puede que la continuación de este título haya creado escuela en múltiples sentidos (léase el argumental), pero en ningún caso se le puede negar el mérito de haber innovado un género en el que parecía que ya se había dicho todo en boca de Resident Evil y Alone in the Dark. Cuando se anunció el remake saltaron todas las alarmas, tanto por parte de los aficionados como por cierto sector de la prensa mediática, y no es para menos. Acostumbrados a sufrir las inclemencias de compañías que apenas se preocupan por el resultado final, con las ventas siempre en mente, lo cierto es que Shattered Memories es uno de esos productos que se analiza con recelo desde la distancia.



De hecho esta nueva edición se ha planteado desde un punto de vista completamente original, como bien dejaba entrever la introducción, mostrada a puerta cerrada a un pequeño grupo de privilegiados. En ella aparece el conocido Harry conduciendo un todoterreno acompañado por Cheryl, la sempiterna hija que desaparece y cuya desesperada búsqueda da pie al resto del argumento. Antes de que el protagonista pierda el control de su vehículo entra en escena una consulta terapéutica. Un psiquiatra recibe una misteriosa llamada telefónica que le indica que ya “ha llegado a la ciudad un nuevo paciente”, para poco más tarde ratificar que en esta ocasión “no se emplearán drogas ni ninguna otra clase de sustancias”. Todo comenzará desde el principio, sin trampas. El susodicho psiquiatra, que por el momento se conoce como Dr. K, interactúa ante la presencia de un paciente que observa impasible todo lo que sucede.

Reimaginando la historiaNada de escenas generadas por ordenador. La introducción emplea el motor gráfico que tendremos ocasión de disfrutar a lo largo del resto de la aventura, concebido específicamente para Wii (muy al contrario de los rumores que dejaban entrever que originalmente este título había sido concebido para PlayStation 2, dato totalmente erróneo), con todo lo ello conlleva. Seguimos, no obstante, atendiendo a lo que se conoce de la mecánica del juego y del argumento. Dejamos a un paciente en la clínica psiquiátrica, una situación que el jugador contempla en primera persona, con opción a mover a nuestro antojo la visión del enigmático personaje, para poco más tarde asistir a una serie de preguntas que se realizan con el fin de elaborar un perfil psicológico del usuario. No del que aparece en pantalla, sino del jugador que interactúa con los mandos. Shattered Memories plantea un sistema de juego basado en la percepción particular que cada aficionado tiene del mundo que le rodea, afirmando incluso que el devenir de la historia varía en función de las acciones más elementales que realizamos sin apenas tenerlas en cuenta.



Como muestra, un botón: comprobar nuestra posición en el mapa habla a favor de un tipo de jugador práctico, mientras que sacar de la cartera la imagen de Cheryl –que Harry emplea como talismán y elemento accesorio de su cartera y contemplarla durante unos instantes -, refleja todo lo contrario. En Climax no se han querido tirar a la piscina para explicar hasta qué punto influirá este aspecto en el resultado final del título. No obstante sí que han matizado que dependiendo de nuestras decisiones podremos acceder a distintas localizaciones, hasta el punto de poder mantener diálogos alternativos con los personajes secundarios que aparecen en la trama. Ellos lo describían como la “interactuación total entre el jugador y el protagonista”, santo y seña de esta nueva edición. La fuerza del argumento pasa por la posición indefensa de un padre que tras sufrir un terrible accidente automovilístico pone en duda la veracidad de sus propios recuerdos: en su carnet de identidad se refleja como un nativo de Silent Hill, algo que desconcierta a Mason.

enjoy it!